Trastorno de identidad persistente

El trastorno de la identidad persistente (TIP), también conocido como síndrome de identidad de género no conformista, es un trastorno poco común en el que la persona experimenta una profunda y persistente sensación de pertenecer al género opuesto al sexo biológico asignado al nacer. El TIP se considera un trastorno de género, y puede ser muy angustiante para la persona que lo experimenta.

Causas del trastorno de la identidad persistente

La causa exacta del trastorno de la identidad persistente no se conoce con certeza, aunque se cree que puede ser una combinación de factores biológicos, psicológicos y ambientales. Algunas teorías sugieren que la exposición a ciertas hormonas en el útero durante el desarrollo fetal puede jugar un papel importante en el desarrollo del TIP. También se cree que los factores genéticos y ambientales pueden desempeñar un papel en el desarrollo del trastorno.

Síntomas del trastorno de la identidad persistente

El síntoma principal del trastorno de la identidad persistente es una profunda y persistente sensación de pertenecer al género opuesto al sexo biológico asignado al nacer. Esta sensación puede manifestarse de diferentes maneras, incluyendo:

  1. Un fuerte deseo de vestirse con ropa asociada con el género opuesto
  2. Un deseo de cambiar el nombre para que se ajuste al género opuesto
  3. Un deseo de cambiar la apariencia física para que se ajuste al género opuesto
  4. Un fuerte deseo de tener características físicas asociadas con el género opuesto
  5. Una sensación de malestar significativo con el género biológico asignado

El trastorno de la identidad persistente a menudo se diagnostica en la infancia, pero puede continuar en la edad adulta. En algunos casos, las personas con TIP pueden buscar tratamiento para ayudarles a vivir en el género opuesto al sexo biológico asignado, mientras que en otros casos, las personas pueden optar por no buscar tratamiento y vivir sin cambios en su género.

Diagnóstico del trastorno de la identidad persistente

El diagnóstico del trastorno de la identidad persistente se realiza a través de la evaluación clínica y psicológica de la persona. El diagnóstico se basa en los síntomas y la duración de la persistencia de la sensación de pertenecer al género opuesto al sexo biológico asignado al nacer.

El diagnóstico puede ser complicado, ya que el TIP puede compartir síntomas con otros trastornos psicológicos, como la depresión y la ansiedad. Es importante que el diagnóstico sea realizado por un profesional de la salud mental capacitado en el tratamiento de trastornos de género.

Tratamiento del trastorno de la identidad persistente

El tratamiento del trastorno de la identidad persistente varía según la edad de la persona y la gravedad del trastorno. Algunos de los tratamientos comunes para el TIP incluyen:

Terapia de reasignación de género

La terapia de reasignación de género, también conocida como terapia hormonal, es un tratamiento común para el TIP en adultos. La terapia hormonal puede incluir la administración de hormonas sexuales del género opuesto al sexo biológico asignado, lo que puede ayudar a la persona a desarrollar características físicas más típicas del género opuesto. También puede incluir la administración de hormonas para bloquear la producción de hormonas sexuales del sexo biológico asignado, lo que puede ayudar a reducir las características físicas que no corresponden al género opuesto.

Cirugía de reasignación de género

La cirugía de reasignación de género es otro tratamiento para el TIP en adultos que puede incluir la eliminación de los órganos sexuales del sexo biológico asignado y la reconstrucción de los órganos sexuales del género opuesto. La cirugía de reasignación de género es un proceso complejo que puede llevar varios años, y es importante que la persona tenga un equipo de atención médica experimentado y un buen apoyo emocional durante todo el proceso.

Terapia psicológica

La terapia psicológica, como la terapia cognitivo-conductual, puede ser útil para ayudar a la persona a manejar los síntomas del TIP y desarrollar habilidades de afrontamiento saludables. La terapia también puede ayudar a la persona a explorar su identidad de género y manejar los desafíos emocionales y sociales asociados con la transición de género.

Apoyo emocional y social

El apoyo emocional y social es importante para las personas con TIP, ya que puede ser un proceso difícil y estresante. Es importante que la persona tenga amigos y familiares comprensivos y de apoyo, y que encuentre recursos comunitarios y en línea para la comunidad LGBTQ+.

Conclusión

El trastorno de la identidad persistente es un trastorno poco común que puede ser muy angustiante para la persona que lo experimenta. La causa exacta del TIP no se conoce con certeza, pero se cree que es una combinación de factores biológicos, psicológicos y ambientales. El diagnóstico del TIP se basa en los síntomas y la duración de la persistencia de la sensación de pertenecer al género opuesto al sexo biológico asignado al nacer. El tratamiento del TIP varía según la edad de la persona y la gravedad del trastorno, y puede incluir terapia hormonal, cirugía de reasignación de género, terapia psicológica y apoyo emocional y social.

Es importante que las personas con TIP encuentren un equipo de atención médica capacitado y de apoyo para ayudarlas a navegar este proceso. También es importante que las personas en la comunidad LGBTQ+ reciban apoyo y comprensión de amigos, familiares y la sociedad en general para vivir con autenticidad y aceptación de su identidad de género.

Artículos relacionados